Reflexología Facial

¿Qué es la Reflexología Facial?

Tanto la Reflexología podal como la facial, se han utilizado durante siglos para aliviar síntomas y dolencias de todo tipo, no deben suplir nuestra visita al médico, pero desde luego ayudará de manera natural en cualquier momento donde necesitemos un apoyo para relajar nuestro cuerpo y nuestra mente.

La Reflexología facial, es una técnica basada en la estimulación de distintas zonas y puntos en el rostro, obteniendo así un resultado en nuestro organismo, funciona igual que la Reflexología podal, a través del estímulo energético y nervioso, conseguimos un efecto en nuestro cuerpo, mente y emociones.

Existen 564 puntos reflejos en el rostro, todos relacionados con órganos y sistemas del cuerpo, y también con el sistema nervioso central.

Al estimular dichos puntos favorecemos la liberación de sustancias necesarias como la serotonina (involucrada en los procesos de ansiedad y depresión) las endorfinas (llamadas también hormona de la felicidad) … y todo ello se ha comprobado por el aumento de dichas sustancias en el líquido cefalorraquídeo.

Está comprobado que los estímulos realizados en reflexología facial producen mayor actividad cerebral y neuronal, con lo cual estimulamos funciones visuales, auditivas, sensitivas, motrices, olfativas, gustativas, así mismo se estimula también el aprendizaje, coordinación, memoria, etc…

En reflexología facial también estimulamos zonas del cráneo, con ello conseguimos una mayor relajación y aprovechamiento de los beneficios.

Además…

También se estimulan zonas del cráneo, que están relacionadas con los diferentes órganos de nuestro cuerpo, y a su vez, con el sistema nervioso central.

Existen 564 puntos neurológicos en el rostro, todos ellos, relacionados con nuestro cuerpo y nuestro sistema nervioso.

La reflexología facial se ha utilizado a lo largo de siglos, como método de curación y alivio de diversos problemas de salud.

reflexología

¿Qué conseguimos con la Reflexología Facial?

La estimulación de dichos puntos, favorecerá la liberación de ciertas sustancias necesarias como la serotonina (involucrada en los procesos de ansiedad y depresión), las endorfinas (llamada la hormona de la felicidad)… todo ello se comprueba por el aumento de dichas sustancias en el líquido céfalo-raquídeo.

Está confirmado, que dichos estímulos que se producen en la reflexología facial, proporcionan mayor actividad cerebral y neuronal, con lo cual, es posible estimular funciones: visuales, auditivas, sensitivas, motrices, olfativas, gustativas, como también: aprendizaje, comportamiento, coordinación, memoria, etc.

“Sentiremos una relajación profunda, y una sensación de bienestar interno, que nuestro rostro reflejará, ya que trabajamos directamente, estimulando la circulación y consiguiendo, una piel mucho más tersa e hidratada.”

También se conocen sus efectos rejuvenecedores, ya que estamos activando la microcirculación facial, y consiguiendo que lleguen más nutrientes a las células cutáneas del rostro.

Más información

¿Cómo son las sesiones de Reflexología Facial?

Las hacemos tumbadas en una camilla, para la sesión utilizamos aceite de rosa mosqueta que favorece la hidratación y el cuidado de la piel, y aromaterapia.

Utilizamos también música adecuada para favorecer la relajación y el bienestar de la persona.

La sesión dura aproximadamente 50 minutos.

Reserva tu Sesión
reflexología

¿Quieres recibir más información sobre Reflexología Podal?

Contactar

Uso de cookies

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies